Sunday, March 12, 2017

Jóvenes ocultos

"Eres un vampiro Michael. ¡Mi propio hermano se ha vuelto un vampiro de mierda! Ya verás cuando mamá se entere."

Este artículo contiene spoilers, no leer si no se quiere conocer partes esenciales de la trama de la película.

Una familia se muda a la pequeña ciudad de Santa Carla, la cual está poblada de vampiros. Michael, el hermano mayor, es atraído por ellos e iniciará el proceso de convertirse en un vampiro, algo que su hermano Sam tratará de evitar.

NIÑOS PERDIDOS
Jóvenes ocultos (The lost boys, 1987) surgió de un curioso supuesto, ¿y si Peter Pan fuera un vampiro? Algo que se planteó James Jeremias, quien escribiría junto con Janice Fischer un guión basado esa premisa. La influencia de la obra de Barrie estaba muy presente en su primer borrador, algo que se iría perdiendo con las posteriores reescrituras, en aquel el personaje de David se llamaba Peter, los dos hermanos eran Michael y John (éste último fue cambiado a Sam finalmente) y la madre era Wendy. Y el libreto que finalmente escribieron difería del filmado en algunos aspectos, por ejemplo, los vampiros protagonistas eran un grupo de niños de unos 14 años al estilo Los Goonies, los hermanos Frog eran unos scouts de 8 años y Star era un niño en lugar de una chica.
El director Richard Donner, que ejercía como productor de la película, estaba interesado también en dirigirla, pero al extenderse su producción se decantó por rodar Arma letal (1987). Antes de eso dejó el germen del primer gran cambio en la película, aumentar la edad de los protagonistas de niños a adolescentes (algo que siempre se le ha atribuido exclusivamente a Joel Schumacher), posiblemente para no convertir a la película en los Goonies con vampiros.
Tras la marcha de Donner, el proyecto pasó por las manos de Mary Lambert (quien abandonaría la película por diferencias creativas) y de Richard Franklin. El director de Psicosis II: El regreso de Norman trabajó estrechamente con Jeffrey Boam (El chip prodigioso), encargado de reescribir el guión.
Según contaba Boam, "sentí que había una película oculta debajo de un montón de escritura innecesaria y la quitamos." El guionista además admitía que la versión escrita para Franklin era diferente de la estrenada en cines, "desarrollamos una película mucho más hetero que la que finalmente se hizo." Boam poco a poco fue abandonando la visión original de Peter Pan y convirtió la historia en una mucho más oscura, divertida y adulta. Además el guionista creó el personaje del abuelo y le dio más protagonismo a los Frog.
Joel Schumacher fue el elegido para dirigir la película y el camino marcado de hacer más adultos a los protagonistas se acentuó con la entrada del director de Un día de furia. Fue idea de Schumacher que los vampiros tuvieran la estética de un grupo de punk rock. "[Schumacher] quería hacerlo todo más moderno, llamativo, sexy y atractivo," declaraba Boam. Además el director también cambió el emplazamiento de la historia. "Originalmente era una película que tenía lugar como E.T. o Poltergeist en un suburbio y el quería deshacerse de todo eso," admitía Boam.
El reparto se llenó de caras conocidas que eran o serían estrellas juveniles de la época. Los papeles protagonistas de los hermanos Michael y Sam, recayeron en Jason Patric y Corey Haim respectivamente. El primero fue la única opción de Schumacher para el papel de Michael, Patric originalmente no quería hacer la película, ya que temía que fuera una exploitation de horror, pero tras seis semanas, el director consiguió convencerle. En el caso de Haim, Schumacher lo había visto en Lucas (1986) y aunque no estaba seguro de contratarle, cambió de idea cuando se reunió por primera vez con él.
La madre de ambos (Lucy) fue interpretada por Dianne Wiest, reciente ganadora de un Oscar por Hannah y sus hermanas (1986).
El papel del vampiro David, recayó en el por aquel entonces ascendente Kiefer Sutherland. Schumacher vio unos primeros planos del actor en la película Hombres frente a frente (1986) y aunque el look de Kiefer distaba de su imagen habitual (tenía el pelo teñido de negro), creyó que podría ser un perfecto David. Y vaya si lo fue.
Tras haber trabajado con Corey Feldman en Los Goonies, Donner lo llamó para unirse a la película, asumiendo el papel de Edgar Frog. Y el papel de su hermano Alan sería interpretado por Jamison Newlander, en su debut como actor y quien consiguió el papel tras hacer una audición (a lo que seguro que ayudó que conociese a Schumacher de una clase de actuación). El director les dijo a los dos actores que vieran todas las películas de acción del tipo Stallone y Chuck Norris que pudieran, para meterse así en sus personajes.
Para el papel de Star, el director había ideado el personaje como una chica rubia, pero finalmente fue contratada la morena Jami Gertz, tras una recomendación de Jason Patric, ya que ambos habían trabajado juntos en Guerreros del sol (1986).
Keenan Wynn y John Carradine fueron tanteados para dar vida al abuelo. El primero murió antes de empezar el rodaje y el segundo estaba demasiado enfermo. Al final el papel recayó en Barnard Hughes. El actor trabajaba por aquel entonces en la serie The Cavanaughs (1986-89) y sus productores permitieron que Hughes participase en la película.
Al resto de chupasangres que componen la banda de David les dieron vida, Brooke McCarter (Paul), Billy Wirth (Dwayne), Alex Winter (Marko) y Chance Michael Corbitt (Laddie). Y por su parte Edward Herrmann interpretó a Max, el interés amoroso de Lucy.

RODAJE
Producida por Warner Bros. y con un presupuesto de 8.500.000 de dólares, la fotografía principal comenzó el 2 de junio de 1986 y en su mayoría tuvo lugar en la ciudad de Santa Cruz (California). "Santa Cruz era la capital del asesinato en los Estados Unidos por aquel entonces. Con un montón de fugitivos, prostitutas y asesinos," recordaba Schumacher. "Tuvimos que cambiar el nombre a Santa Carla, porque Santa Cruz no quería ser recordada por eso." Para las escenas nocturnas de la ciudad, rodadas en su paseo marítimo, se contó con la participación de hasta 2.000 extras.
En la ciudad filmaron aproximadamente durante tres meses y medio, y el resto se rodó en los Warner Brothers Burbank Studios, donde se construyeron los decorados de la casa de la familia protagonista y la cueva de los vampiros.
"La guarida de los vampiros se diseñó como si fuera el vestíbulo de un hotel victoriano que se hundió en una gigantesca falla durante el gran terremoto de San Francisco de 1906," explicaba el director. "El vestíbulo del hotel contiene elementos arquitectónicos de distintas épocas. Nos ayudó a presentar a los vampiros de hoy sin hacerles perder su pasado mítico." La cueva de los lost boys se convirtió en uno de los elementos más recordados de la película.
Fue un rodaje bastante placentero para todos los implicados, aunque Jami Gertz guardaba algún mal recuerdo, "hay una [escena] en la que teníamos que subir por la escalera del acantilado que conduce hasta la cueva, junto al mar. La escalera no era muy segura, y las olas golpeaban muy cerca. Estuvimos toda una noche subiendo y bajando por ahí."
Peor suerte tuvo Kiefer Sutherland, quien mientras no rodaba, se rompió un brazo al caerse de una moto. Esa es la razón por la que lleva guantes durante toda la película, para así disimular la escayola que llevaba.
Ésta fue la primera película de "Los dos Coreys" y los dos actores hicieron de la suyas. Feldman probó la cocaína por primera vez durante el rodaje y después estaba tan fuera de si, que el director lo despidió. Al día siguiente Schumacher cambió de idea y lo readmitió. Por su parte, Haim confesó que fumó por primera vez maría durante el rodaje de esta película, iniciando una vida ligada a las drogas, que culminaría con su muerte en 2010 a los 38 años.
El apartado técnico de la película es sobresaliente. Los efectos de maquillaje corrieron por cuenta del gran Greg Cannom, cuyo diseño para los vampiros ha sido imitado miles de veces. Y los efectos visuales fueron responsabilidad de Eric Brevig (Desafío total), centrándose principalmente en el vuelo de los vampiros "[Schumacher] quería que los vampiros fueran capaces de volar velozmente y de repente pararse en el aire sin descender lentamente," explicaba Brevig. "Este tipo de efecto era físicamente imposible usando sólo arnés y rendaje. Para ello se usó una combinación de técnicas de pantalla azul y control de movimientos computerizado (que implica cambios de iluminación, movimientos de cámara y montajes ópticos)."
Uno de los apartados más sobresalientes de la película fue su banda sonora, compuesta por varios temas interpretados por algunos de los grupos más populares de la época. Podemos encontrar entre otros, "Good Times" y "Laying Down The Law" de INXS, la versión que Echo and The Bunnymen hizo de "People Are Strange" de The Doors y "Walk This Way" de Run-D.M.C. y Aerosmith. Pero si hay una canción que destaca, esa es "Cry Little Sister", compuesta expresamente para la película por Gerard McMahon, algo que hizo sólo leyendo el guión y sin ver ni un solo fotograma de la película.
La puesta de largo de la película fue el 27 de julio de 1987, con el estreno masivo en salas cuatro días después. Y resultó ser todo un éxito, recaudando en los Estados Unidos 32.222.567 de dólares. Y alcanzando el estatus de película de culto con el paso de los años.

ESCENAS PERDIDAS
En las versiones de vídeo doméstico de DVD y Blu-ray se incluyeron trece escenas que fueron eliminadas del montaje original. Son las siguientes:
Escena 1: Sam está ordenando sus comics sobre la cama, Michael entra y discuten por ver quien se queda la habitación.


Escena 2: La familia protagonista pasa su primera noche en la casa y Sam intenta que su madre y Michael bailen.


Escena 3: Michael sigue a Star y Laddie por el paseo marítimo, cuando consigue hablar con Star, aparece Sam y ella se va con la niña.


Escena 4: Michael encuentra un trabajo recogiendo basura de la playa y cree ver a Star, pero se trata de otra chica.


Escena 5: Lucy habla con Maria en el videoclub. Y después Michael y Sam le hacen una visita a su madre, el primero le da el dinero que ganó recogiendo basura, pero ella no lo acepta.


Escena 6: Una prolongación de la conversación entre Michael y Star en el paseo marítimo.


Escena 7: Una breve conversación entre Lucy y el abuelo, en la que el segundo le pregunta a su hija por Max.


Escena 8: Sam se encuentra en la casa con Nanook y observa como su abuelo diseca animales, después quema un poco de la maría que su abuelo tiene plantada y éste casi le pilla.


Escena 9: La mañana siguiente a su fiesta con los vampiros, Michael se comporta de forma extraña y Sam descubre que su hermano tiene sal en la planta de los pies.


Escena 10: Lucy termina de trabajar en el videoclub y los vampiros salen a su encuentro montados en sus motos, los cuales comienzan a circular alrededor de ella. Max llega y los lost boys huyen del lugar.


Escena 11: La cena entre Lucy y Max era originalmente más larga, y en la parte eliminada hablan principalmente sobre ella y su papel como madre.


Escena 12: Una versión más larga de la escena en la que Michael y Star se acuestan juntos.


Escena 13: Los hermanos Frog conocen a Michael. Edgar le pregunta si ha matado a alguien, para saber si ha completado su conversión en vampiro.

VALORACIÓN
Joel Schumacher creó una de las películas más entretenidas de los 80 gracias a estos vampiros adolescentes. Y es que Jóvenes ocultos aúna terror, comedia y aventura de una forma genial. Aunque algunos elementos de su estética han envejecido mal (esos mullets y ropas tan de la época), a grandes rasgos sorprende lo bien que se mantiene y lo disfrutable que sigue siendo. Y parece imposible que hoy día pueda hacerse una película juvenil con las dosis de sangre y violencia de ésta.
Su estética de videoclip la define como un producto de su época, siendo la perfecta representante del estilo visual imperante en la década de los 80, ahí está el rápido montaje con planos cortos, la fotografía llena de luces, la cámara lenta, el uso de niebla, los movimientos de cámara, la banda sonora llena de canciones (muy bien escogidas) y mucha pose por parte de los actores. Pero lo genial de todo, es que realmente funciona.
Todo su joven reparto está fantástico, y existe una gran química entre ellos, es patente entre Patric y Haim, o entre éste y los Frog. De los actores, el más recordado es Kiefer Sutherland, demostrando lo bien que se le dan los personajes oscuros. Por su parte, creo que Jason Patric y Jami Gertz pocas veces han estado mejor que en esta película. Aunque de todos, me quedo con Corey Haim, un actor malogrado que desprende un gran carisma a lo largo de la película y que demuestra la gran estrella que podría haber sido. Y no me olvido de esos robaescenas que son los hermanos Frog, una suerte de minirrambos cazavampiros, menos valientes de lo que ellos mismos se creen, que le dan un contrapunto cómico que le sienta muy bien a la película.
El guión está muy bien construido, con detalles como eliminar las sospechas sobre Max, para después resultar ser el villano principal, algo que le hace ganar puntos. La relación de los hermanos está conseguida y resulta creíble. Y no se olvida de introducir humor (como esa cena en la que Sam y los Frog tratan sin éxito de desenmascarar a Max), ni tampoco de los momentos terroríficos (la sangrienta muerte de Marko o el ataque a los surf nazis).
Si me tuviera que quedar con una parte de la película, sería con su memorable clímax final, la batalla en la casa, una especie de versión sangrienta de Solo en casa, llena de muertes antológicas y de momentos efectistas (la muerte de Paul con las cañerías explotando y soltando sangre, la iluminación en la muerte de David, la aparición sorpresa de Laddie, Max explotando).
La transformación de Michael en vampiro sirve de catalizador para mostrar los problemas por los que pasa el personaje (mudarse a una nueva ciudad, el divorcio de sus padres, que su madre salga con alguien nuevo, el conocer a una chica, las discusiones con su hermano), un resumen de lo difícil que es crecer, la transformación de un adolescente en un adulto. Los lost boys representan la rebeldía, la despreocupación, lo salvaje, estos tratan de atarle a la juventud eterna, a que no crezca. La lucha interna de Michael desemboca en su enfrentamiento con ellos, tomando así su decisión de dejar de ser un vampiro (adolescente) y convertirse en un hombre (adulto).
Al final todo deviene en la lucha de dos familias, una normal y amorosa (Lucy, sus hijos y el abuelo) y otra disfuncional (Max y los lost boys), saliendo triunfantes los primeros, demostrando que no hay nada más fuerte que una familia unida.
Junto con Noche de miedo, hizo por los vampiros lo mismo que Aullidos y Un hombre lobo americano en Londres por los licántropos, modernizar el mito de un monstruo clásico y hacerlo atractivo para las nuevas audiencias. Y su influencia puede verse, por ejemplo, en Buffy, cazavampiros, la cual le debe mucho.
La película modifica elementos que son parte del canon de los vampiros y les da una vuelta de tuerca. Estas criaturas duermen como animales colgados del techo y no en ataúdes. El proceso de convertirse en vampiro se hace a través de beber sangre de uno de ellos, no por un mordisco y uno no se convierte totalmente hasta que mata por primera vez. Y estos vampiros sí pueden reflejarse en los espejos (aunque sea parcialmente) y los ajos no les causan el menor efecto.
Un Schumacher más fino y divertido que de costumbre, demostró ser el director apropiado para el proyecto, creando algo nuevo y refrescante, una visión moderna de los vampiros. Además le imprime a la película un ritmo perfecto que siempre va a más, manejando bien la comedia y las notas de terror. Poco más se le puede pedir.
Y tal vez por lo limitado de su presupuesto (que luce de maravilla), Schumacher no hace un abuso de efectos visuales y utiliza otro tipo de recursos, como por ejemplo, crea con movimientos de cámara los vuelos de los vampiros, casi siempre mostrados mediante planos subjetivos, lo que le da un toque más artístico a la película.
Extremadamente entretenida, Jóvenes ocultos es uno de los clásicos indiscutibles del cine juvenil de los 80. Deja que hinque sus colmillos en tu cuello y cae bajo su influjo, se un lost boy más, te prometo que ser vampiro nunca fue más genial.

CURIOSIDADES
Los personajes de la película dicen el nombre de Michael aproximadamente 118 veces.
Sam (Corey Haim) tiene un póster de Rob Lowe en la puerta de su armario. Schumacher explicó que la razón era que él acababa de dirigir a Lowe en St. Elmo, punto de encuentro (1985).
Los nombres de los hermanos Frog, Edgar y Alan, son una referencia el escritor Edgar Allan Poe.
Jim Carrey fue considerado para el papel de David.
La película inventó las expresión "vamp out", la cual fue usada de forma común en la serie Buffy, cazavampiros (1997).
El orden en el que los vampiros saltan del puente predice el orden en el que morirán.
Tanto el escenario donde toca una banda al principio de la película, como la tienda de comics de los hermanos Frog, fueron destruidas en un terremoto en 1989.
Ben Stiller hizo una prueba para un papel sin especificar.
Brevemente se muestra que Laddie es el niño desaparecido que aparece en el cartón de leche que Lucy recoje del suelo.
Corey Haim y Brooke McCarter se llevaron tan bien durante el rodaje, que McCarter se convirtió en el agente de Haim a principios de los 90.
Fred Gwynne (el Herman Munster de La familia Monster) fue considerado para el papel de Max.
En la escena de la fiesta en la playa el cantante y saxofonista sin camiseta es Tim Capella, el saxofonista de Tina Turner.
En Arma letal (1987), cuando Riggs y Murtaugh caminan por la calle hablando de Hunsacker, se puede ver en la marquesina de un cine anunciada esta película como, "Lost Boys: This Year's Hit". Richard Donner fue el director de Arma letal y el productor de Jóvenes ocultos. Ambas películas se estrenaron en el mismo año.
En la escena de la cueva se puede ver un póster de Jim Morrison, quien cantó "People are Strange" con The Doors. Cuando Star y Laddie son llevados al cuarto de Sam, se puede ver un póster de Echo and the Bunnymen, quien grabó ese mismo tema para la película.
En el mismo año que se estrenó Jóvenes ocultos, lo haría también Los viajeros de la noche, que del mismo modo trataba sobre un grupo de atractivos vampiros que convierten a un joven en un medio-vampiro antes de ser curado. En ambas películas actúa un hijo del actor Jason Miller, en Los viajeros de la noche lo hace Joshua John Miller y en Jóvenes ocultos Jason Patric.
Prácticamente todas las escenas de Kelly Jo Minter fueron eliminadas, pero aún así se la puede ver brevemente en algún plano dentro del videoclub. De todas formas la actriz mantuvo su crédito por participar en la película. El resto de sus escenas pueden verse en las escenas eliminadas recogidas en las versiones de vídeo doméstico de la película.
Aunque Star es medio-vampira, nunca se la ve convertida en una criatura de la noche. 
La primera vez que Lucy entra en el videoclip de Max, puede verse en una estantería una cinta de Los Goonies (1985), la cual está protagonizada por Corey Feldman y dirigida por Richard Donner. Y en la misma escena, detrás de Max, encontramos un póster de la película sobre vampiros Mordiscos peligrosos (1985).
Cuando Sam está en la tienda de cómics le dice a los hermanos Frog que busca el número 14 de Batman. Es sabido que Schumacher fue el director de Batman forever (1995) y Batman y Robin (1997). Por su parte, Corey Haim fue considerado para dar vida a Robin.
El personaje de Dwayne, interpretado por Billy Wirth, nunca es mencionado por su nombre.
Pese a su atribulada juventud, Corey Haim declaró que la época del rodaje de la película fue, "uno de los mejores momentos personales de mi vida".
Antes del clímax final, Edgar dice que un vampiro puede morir de formas diferentes (queda mejor explicado en la versión original), unos gritan y otros lo hacen en silencio, unos estallan y otros implosionan. Los cinco vampiros mueren justo de esas cuatro formas, Marko muere gritando tras ser empalado, Paul se disuelve en la bañera para después provocar que las cañerías de la casa implosionen, Dwayne y Max explotan y David muere de forma tranquila tras ser empalado.
En la escena de la cueva, tras matar a Marko, los protagonistas tratan de huir y David agarra la pierna de Sam, quien lo acerca a la luz, lo que quema al vampiro, y justo después una lágrima cae por la cara de David. Al parecer la lágrima fue causada por las lentes de contacto que picaban terriblemente a Kiefer Sutherland. Al final decidieron mantener ese plano porque lucía bien y encajaba con la escena.
Hasta la fecha la película ha dado pie a dos secuelas directas a vídeo, Jóvenes ocultos 2: Vampiros del surf (2008) y Jóvenes ocultos 3: Sed de sangre (2010). En la segunda parte repetían Corey Feldman, Corey Haim y Jamison Newlander (aunque sus escenas fueron cortadas). Y en la tercera sólo Corey Feldman y Jamison Newlander.
La película contó además con una continuación en forma de cómic, The Lost Boys: Reign of Frogs, una serie limitada de cuatro números publicada por la editorial Wildstorm en 2008 y obra de Hans Rodionoff y Joel Gomez.
Ganó el premio Saturn a la mejor película de horror y fue nominada en las categorías de mejor actor secundario (Barnard Hughes), mejor interpretación de un actor joven (Corey Haim), mejor vestuario (Susan Becker) y mejor maquillaje (Greg Cannom, Ve Neill y Steve LaPorte).
El final original previsto era un poco diferente, después de la escena del abuelo en la nevera, se pasaría a una otra con los vampiros supervivientes reagrupándose en su guarida. El último plano sería de un mural en la pared de principios de 1900 en el que aparecería Max, con el mismo aspecto que en la actualidad. Este final aunque aparecía en un primer borrador del guión, fue finalmente descartado.
Kiefer Sutherland salía con una chica mientras rodaba la película y tras visitarla, el actor dormía en su coche fuera de los estudios de la Warner y cada noche un guarda de seguridad lo despertaba para que no llegase tarde al rodaje. Un día el guarda no apareció y Schumacher lo pilló in fraganti.
David muere empalado por un par de astas y no se desintegra como el resto de los vampiros. Supuestamente no estaría muerto, la idea era que reapareciera en la secuela, de titulo previsto "The Lost Girls". Se llegó a escribir el guión y contaba con la implicación de Schumacher, pero el proyecto no salió adelante.
Jeffrey Boam escribió el guión de esta película al mismo tiempo que escribía el de El chip prodigioso.
Requirió de dos semanas de preparación y rodaje, la escena de la "Death by stereo", que supone la muerte de Dwayne.

Labels: ,

6 Comments:

Anonymous Anonymous said...

Me encanta esta película es una de mis pelis de culto

March 13, 2017 5:43 PM  
Blogger omar izaguirre said...

Excelente reseña, felicidades

March 14, 2017 5:40 AM  
Anonymous Ramón said...

Exhaustivo reportaje y muy bien documentado Rodi!
Coincido con tu opinión. La película, una de esas joyas ochentenas indiscutibles que se disfrutan siempre que se ven, reinterpreta y actualiza el mito vampirico dentro del terreno juvenil con diferentes lecturas como bien has expuesto. La imagen de Sutherland como vampiro es icónica. De las mejores de Schumacher (si no, la mejor).

Enhorabuena!

Un saludo!!

March 17, 2017 3:05 AM  
Blogger Rodi said...

Anonymous: También me encanta esta película, es una de mis pelis de cabecera de los 80.

Omar: ¡Muchas gracias! Me alegra que te haya gustado.

Ramón: ¡Muchas gracias compañero! Schumacher pese a ser un director denostado tiene varias películas a reivindicar además de la presente, como "Un día de furia", "Línea mortal", "Última llamada" y "Tigerland". Lástima que sus Batman hicieran tanto daño a su carrera.

Saludos.

March 17, 2017 6:04 PM  
Blogger Éowyn said...

Una historia que me marcó en su momento.
Gran reseña.
😆

March 21, 2017 11:11 AM  
Blogger Rodi said...

¡Muchas gracias Éowyn! En mi caso, es una película muy ligada a mi infancia, me trae muy buenos recuerdos.

Saludos.

March 21, 2017 3:51 PM  

Post a Comment

<< Home