Sunday, April 02, 2017

Temblores

Este artículo contiene spoilers, no leer si no se quiere conocer partes esenciales de la trama de la película.

En un pequeño pueblo del oeste americano se comienzan a suceder extrañas muertes, pronto los habitantes del pueblo descubrirán que la amenaza está bajo sus pies.

TIBURONES DE TIERRA
En los 70, S.S. Wilson trabajaba como montador para la Marina americana y mientras se encontraba trabajando en el desierto de Mojave, "un día me senté en una de esas rocas [del desierto] y pensé lo interesante que podría ser, si hubiera algo que pudiera moverse en la arena como un pez y no pudiera bajar de la roca," recordaba el guionista. "Esto fue en 1975 y apunté la idea y la archive." Ese sería el germen de Temblores (Tremors, 1990).
Y no sería recuperada hasta que él y su compañero Brent Maddock, vendieron su guión de Cortocircuito (1986), que significó su primera película. Ambos quedaron descontentos por como fueron progresivamente excluidos del proceso de realización de la película, algo que sucedió también con proyectos posteriores. "Estábamos enfermos de ver como nuestras películas no estaban siendo hechas de la forma que nos gustaba. Queríamos volver a tener más control sobre nuestros proyectos," declaraba Wilson.
Fue entonces cuando su agente, Nancy Roberts, les animó a que desempolvaran sus viejas ideas y fueran los productores de una de ellas. Wilson y Maddock comenzaron a trabajar en un guión basándose en los monstruos subterráneos que Wilson imaginara años atrás. El título original fue "Land Sharks", aunque se conocería también como "Graboids".
El primer enfoque de Wilson y Maddock fue hacer una película al estilo de las monster movies de los años 50, pero después quisieron hacer algo distinto. Así que decidieron hacer que sus protagonistas fueran un par de fracasados puestos en una situación imposible, y así nacieron Val y Earl. Los primeros borradores del guión tenían un mayor énfasis en la comedia, pero en sucesivas revisiones la historia se volvió un poco más seria, para no caer en la parodia y conseguir que los monstruos parecieran un peligro real.
Trataron de vender sin éxito el guión, que tenía el nuevo título de "Beneath Perfection", pero finalmente Jim Jacks, ejecutivo de Universal Pictures, les dio una oportunidad, gracias a esto la productora Gale Anne Hurd (Terminator) entró en el proyecto y se convirtió en su madrina, ayudando a desarrollar la película dentro del estudio.
Desde el principio, Wilson y Maddock querían que Ron Underwood dirigiese la película. Los tres se conocían desde que fueran compañeros en la USC y después habían trabajado juntos en películas educativas. Wilson y Maddock incluso tenían previsto que su guión de Cortocircuito fuera dirigido por Underwood, pero tuvieron que venderlo al necesitar dinero y nunca llegó a suceder. Una de las labores más costosas de la película fue convencer al estudio que Underwood asumiera las riendas del proyecto, ya que nunca había dirigido un largo antes. Fue gracias al apoyo de Anne Hurd, que el director pudo dirigir el film.
La única condición indispensable para el estudio para dar luz verde al proyecto, fue que Kevin Bacon la protagonizase. Underwood se reunió con el actor, quien inicialmente era un poco reticente en asumir el papel de Val, tal y como el propio actor admitiría, "había algo divertido sobre este personaje y la relación entre estos dos tipos, hombres adultos que son una especie de perdedores. Cuando tienes a dos perdedores a quienes pones en la situación de tener que alzarse al nivel del heroísmo, creo que puede ser algo divertido. Así que realmente aposté por ella, pero no puedo decir que estuviera sintiendo '¡Oh guau, ésta es la elegida!'." La presencia de Anne Hurd en el proyecto, fue lo que le dio confianza para aceptar.
Underwood también puso su grano de arena en el guión, colaborando con sus amigos en el desarrollo del mismo. Al director le encantó del proyecto, "el tono excéntrico que el guión adaptó de las películas de monstruos de los 50, que había visto de niño."
El trío protagonista se completó con los actores Fred Ward y Finn Carter, que asumieron los papeles de Earl y Rhonda, respectivamente.
Michael Gross por su parte, se hizo cargo del papel de Burt Gummer y comenzó a rodar la película un día después de filmar el último episodio de la serie Enredos de familia (1982).
La cantante country Reba McEntire se llevó el papel de Heather Gummer, ganado a pulso en las audiciones. McEntire tenía un contrato con la compañía MCA, la división musical de la Universal y quería dar el salto a la actuación. Temblores fue su primera película.
El resto del reparto lo formaron los actores, Robert Jayne (Melvin Plug), Charlotte Stewart (Nancy), Tony Genaro (Miguel), Ariana Richards (Mindy), Richard Marcus (Nestor) y Victor Wong (Walter Chang).

RODAJE
Con un presupuesto de 11 millones de dólares, el rodaje tuvo lugar principalmente en Lone Pine (California) durante el verano de 1989. Allí se erigió el set de la ciudad de Perfection, epicentro de la película, lo que requirió de dos meses. Una vez el rodaje concluyó el set fue completamente derribado.
Rodar en el desierto no fue fácil, hubo desde tormentas de polvo, nevadas (por increíble que parezca), serpientes en el set (de hecho, tenían contratado a un domador de serpientes para que las capturase) y aviones militares sobrevolando la zona (provenientes de la misma base en la que Wilson ideó la historia).
Bacon quería hacer sus escenas de riesgo y el director estuvo de acuerdo con ello, lo que provocó que casi se rompiese el tobillo saltando en la escena del techo.
El rodaje de la película coincidió con la primera paternidad de Bacon, cuya carrera no acababa de despegar, acumulando varios fracasos de taquilla consecutivos (La loca aventura del matrimonio, Verano de aguas cristalinas, QuicksilverLey criminal), eso hizo que un día mientras caminaba por Nueva York colapsase y le diese un ataque de ansiedad, el propio actor reconocía que, "me rompí y caí en la acera, gritando a mi mujer embarazada: 'No puedo creer que esté haciendo una película sobre gusanos subterráneos'." Pero lo cierto es que esta película sobre gusanos gigantes sería una de las que impulsarían su carrera.
Tom Woodruff y Alec Gillis de la compañía Amalgamated Dynamics Incorporated, se encargaron de diseñar y crear a los graboides. Tuvieron total libertad para ello y sólo una única restricción, que no se parecieran a los gusanos de Dune.
El resto de tareas de efectos visuales se repartió principalmente entre las compañías, Illusion Arts (encargada de los matte paintings), 4-Ward Productions (con Robert y Dennis Skotak a la cabeza, asumieron la tarea de crear las miniaturas) y Fantasy II Film Effects (responsable de los efectos visuales).
Art Brewer también contribuyó con los efectos especiales y su mayor aportación fue hacer temblar la ciudad de Perfection. Se hizo con las mismas unidades agitadoras utilizadas en Terremoto (1974), las cuales se unían a los edificios y los hacían vibrar hasta el nivel deseado.
La partitura de la película le fue encargada a Ernest Troost, pero consideraron que no tenía la fuerza que la película necesitaba y por ello contrataron en el último momento a Robert Folk, para volver a componer la banda sonora. Folk compuso aproximadamente treinta minutos de música, pero increíblemente no fue acreditado por ello. Al final usaron el trabajo de ambos. La de Troost, de inspiración country, se usó para lo momentos más tranquilos y la de Folk, más épica, se utilizó para los momentos más intensos.
Inicialmente la película obtuvo una calificación "R" por parte de la MPAA, no por su violencia, si no por su vocabulario. A lo largo de la película la palabra "fuck" se repetía hasta en veinte ocasiones. Para conseguir la calificación PG-13 los productores eliminaron todos los "fucks" salvo dos. Y el resto, fue en su mayoría doblado por otras palabrotas.
El título de "Beneath Perfection" fue cambiado por el definitivo Temblores por Tom Pollack, jefe de la Universal, algo que Wilson lamentó. "A día de hoy a ninguno de nosotros nos gusta particularmente," afirmaba el guionista.
El póster de la película fue diseñado por Universal Studios y originalmente iba a tener a un graboide en él, pero sus responsables creyeron que era mejor no mostrar al monstruo y que el público lo descubriese al ver la película. La Universal estuvo inicialmente de acuerdo, pero después decidieron incluir un tentáculo de graboide con dientes afilados.
El estudio no supo vender la película y la promocionaron más como una película de horror, que como una película que mezclaba horror y comedia. Tal vez eso explique que no fuese un gran éxito. La película se estrenó en los Estados Unidos el 19 de enero de 1990 y recaudó 16.667.084 de dólares. Su recaudación final a nivel mundial fue de 48.572.000 de dólares. No es una mala cifra para una pequeña producción, pero el verdadero éxito de la película llegaría después gracias al vídeo doméstico, donde Temblores triplicó sus ganancias respecto a salas de cine con los alquileres y ventas y se convirtió poco a poco en una película de culto.

ESCENAS ELIMINADAS
Existen cuatro escenas cortadas que han sido incluidas en las ediciones de vídeo doméstico de la película.
La película tenía un final un poco diferente, en el cual Val y Earl se marchan del pueblo en dirección a Bixbie y simplemente se despiden de Rhonda, sin que haya beso entre Val y ella. Los dos protagonistas se dan cuenta en su marcha que Rhonda tiene el encendedor de Val y dan la vuelta. Este final fue filmado, pero no gustó en los pases de prueba, por lo que se filmó un nuevo final en el que Val sí besa a Rhonda.
Además existía una escena de apertura, en la que dos ancianos, Fred y Edgar, tenían una conversación y después la mula de Edgar era presa de un graboide, pero se decidió cortar por temor a que el primer acto de la película fuera lento en ritmo.
Existen dos escenas eliminadas más de menor relevancia. En una, Val y Earl hablan en su camioneta mientras conducen. Y la otra muestra a Earl intentando calmar a la niña mientras están en la excavadora.

VALORACIÓN
Temblores es una muy disfrutable monster movie, principalmente por saber mezclar horror con comedia. A favor tiene un diseño de criaturas realmente original, plantea un curioso escenario (como sobrevivir si no pudieras pisar el suelo) y su ritmo nunca decae.
Una de las ideas más brillantes es que todo sucede a plena luz del día, lo que debería restar el suspense, termina potenciándolo, ya que el miedo viene por donde atacarán los monstruos y el poder verlo todo, aumenta esa sensación de peligro. Y los graboides aparecen lo justo y necesario, una lección aprendida del menos es más de Tiburón.
Y otro de los grandes aciertos de la película es la reducción del tiempo y la limitación del espacio. Toda la historia sucede en tan solo dos días, lo que le da una gran agilidad a la película y al localizar prácticamente toda la historia en los confines de un pequeño pueblo aumenta la tensión.
La película no pierde el tiempo, a los pocos minutos de comenzar ya estamos metidos en la historia y las set pieces se suceden con absoluta fluidez, sin dar respiro al espectador.
Las muertes son de lo más originales, tanto en un bando como en el otro (la ranchera que es enterrada entera con una mujer en su interior, el trabajador que es arrastrado por el martillo neumático, el graboide que se estampa contra el canal de agua o el que se come la bomba casera de Burt).
Y la película siempre va a más, cuando creemos que todo se termina cuando matan al monstruo en el canal de agua, descubrimos al momento que existen tres más y uno de ellos resulta ser bastante más inteligente que el resto. Pasamos por la destrucción del pueblo. Y terminamos con una huida a las montañas, donde tendrá lugar el clímax final.
Y lo genial es que nunca se da una explicación sobre el origen de los graboides. Esa duda se quedará con nosotros, aunque en la película nos dan varias opciones si revelar ninguna. Brillante.
Lo mejor de su reparto es la gran química entre los estupendos Bacon y Ward, dando vida a dos fracasados soñadores con mucho corazón. Podemos ver la historia de Val y Earl como la de dos perdedores que quieren encauzar su vida (marchándose de Perfection), pero todo se pone en su contra (se encuentran la carretera cortada, aparece la oportunidad de un nuevo trabajo, se topan a varias víctimas de los graboides, etc), sólo acabando con los monstruos podrán ser esos hombres de provecho que desean ser.
Temblores es extremadamente entretenida y es de esas películas creadas para pasar un buen rato, sin demasiadas pretensiones. Pero está condenadamente tan bien hecha y con un sentido de la diversión tan grande, que termina erigiéndose por encima de sus pretensiones iniciales, convirtiéndose en un clásico del género. Temblores es diversión asegurada.

CURIOSIDADES
Val pierde 3 de los 4 juegos al piedra, papel o tijera contra Earl.
El número de muertos de la película, sin contar animales ni graboides, asciende a 8.
Sólo hay dos sets interiores en toda la película, la tienda de Walter y la base de Burt y Heather. El resto de la película se filmó en exteriores.
La matrícula de la furgoneta de Burt y Heather es "UZI 4U". Y la pegatina de su parachoques dice: "Afganistán libre".
Es una de las películas favoritas de la actriz Elizabeth Olsen.
En el guión original, el depósito de agua se derrumbaba cuando Rhonda saltaba a la excavadora. Ese momento tuvo que ser descartado por limitaciones presupuestarias.
La furgoneta GMC que conduce Burt era la auténtico vehículo de Michael Gross en la vida real.
Val se encuentra en la primera escena de la película, exactamente en el mismo lugar que estará durante el clímax final y además hace una broma sobre una estampida, que también repetirá con el último graboide.
Una de las ideas barajadas por el equipo de efectos especiales para los graboides, es que tuvieran un caparazón externo y que cuando los monstruos salieran a la superficie, el caparazón al recogerse revelaría un gusano interno, pero la idea se descartó porque varios miembros del equipo consideraron que tenía un aspecto demasiado fálico. Al final se cambió por el diseño final de un gran gusano con pequeños gusanos en su boca.
La escopeta para elefantes de Burt fue alquilada a un coleccionista privado para la película. Los cartuchos que se usaron fueron de fogueo.
Estaba previsto que los graboides fueran completamente secos y no babosos como se ven en la película. Esto fue cambiado cuando observaron que el efecto de la pintura brillando los hacía parecer como si estuvieran cubiertos de esmalte.
Tuvo cuatro nominaciones a los premios Saturn en las categorías de mejor película de ciencia ficción, mejor actriz secundaria (Finn Carter y Reba McEntire) y mejores efectos especiales (Tom Woodruff Jr., Alec Gillis, 4-Ward Productions y Fantasy II Film Effects).
S.S. Wilson fue el director de segunda unidad de la película.
Hasta la fecha, la película ha dado pie a cuatro secuelas, Temblores 2: La respuesta (1996), Temblores 3: Regreso a Perfection (2001), Temblores 4: Comienza la leyenda (2004) y Temblores 5: El legado (2015). Y una serie de televisión, Temblores (2003).
Sin contar la serie  de televisión. Edgar y Howard son los únicos personajes de toda la saga en morir por causas diferentes al ataque de un graboide. Edgar muere de deshidratación y Howard fenece sepultado por un desprendimiento de rocas.
Val gane o pierda al piedra, papel o tijeras siempre acaba mal parado, cuando gana el rifle, Heather le entrega a Earl un rifle mejor cuando ve que lleva sólo una pistola, y aunque pierde cuando deciden quien va por la excavadora, finalmente decide sacrificarse para que no vaya Earl.
La escena en la que el graboide se traga la ranchera con Bibi dentro, estaba previsto que fuera más larga, la mujer rompería el parabrisas y saltaría al capó, para después hundirse en la arena. El efecto utilizado para succionar el coche no funcionó correctamente y no tuvieron más tiempo la noche del rodaje para completar la escena.
Para la escena en la que Rhonda tiene que quitarse los pantalones para escaparse de un graboide, la actriz Finn Carter decidió no ensayar la escena, para que así su reacción fuera real a la hora de rodarla.

Labels: ,

7 Comments:

Blogger León said...

No es una obra maestra pero desde luego es muy disfrtable. Desprejuiciada y directa, creo que el tiempo la ha tratado muy bien.
Muy buena entrada. Ssludos

April 02, 2017 1:01 PM  
Anonymous Anonymous said...

Por favor si puedes y quieres escribe de Operación: Soldados de Juguete,una película de culto para mi,muchas gracias por tener el mejor sitio de películas de culto en español,un abrazo

April 03, 2017 7:22 PM  
Blogger Rodi said...

León: ¡Muchas gracias! Sí que ha envejecido bien, sigue siendo una película muy disfrutable.

Anonymous: ¡Muchas gracias! Comentarios así dan gusto :) Me gusta "Operación: Soldados de juguete", pero de momento no creo que vaya a reseñarla, pero me la anoto, gracias por la recomendación.

Saludos.

April 05, 2017 3:25 PM  
Blogger Éowyn said...

Madredelamorhermoso! Tenía completamente olvidada la peli, jajaja! Fíjate si en su día me dejó huella, jaja.

Un besote!

April 09, 2017 10:05 AM  
Blogger Rodi said...

A mí me encanta y me trae muy buenos recuerdos, es de esas pelis que recuerdo de mi infancia con una sonrisa en la cara.

Gracias por comentar.

Saludos.

April 09, 2017 2:34 PM  
Anonymous Ramón said...

Nunca olvidaré el poster enmarcando la vitrina de mi videoclub de barrio. Tengo que reconocer que no la he visto, cosa que, una vez leído tu reportaje, tengo que solucionar en cuanto pueda.

Un saludo y enhorabuena por tu gran trabajo Rodi!

April 18, 2017 8:36 AM  
Blogger Rodi said...

¡Muchas gracias! Sí que fue un clásico del videoclub. Si te gusta el cine estilo ochentero, te la recomiendo, es muy disfrutable.

Saludos.

April 22, 2017 6:09 AM  

Post a Comment

<< Home